Lo que CASA FOA 2018 nos dejó

Nov / 16

Lo que CASA FOA 2018 nos dejó

/

La edición de CASA FOA 2018, el evento del ámbito del diseño más importante en Buenos Aires, se mudó al barrio porteño de Villa Devoto y instaló su sede en el ex Convento de la Misericordia, una casona de más de 120 años. Durante más de un mes, los más de 3000 mts cuadrados de amplios espacios, galerías, patios fueron intervenidos para dar lugar a 44 espacios con diseños de interiores y de exteriores.

Al término de la exposición, conversamos con la diseñadora de interiores Mariana López Rey -docente de ABM Instituto y Presidente de COAS- quien participó activamente y nos compartió sus impresiones. Sobre la sede destaca: “El lugar tenía un espíritu interesante y el conjunto me pareció logrado. Cumplió el objetivo.”

 

Mariana López Rey, docente de ABM.

CASA FOA 2018 se estructuró en tres grandes sectores: Uno dedicado a ambientaciones en grandes espacios destinados a temáticas domésticas tradicionales, otro con propuestas para optimizar espacios reducidos y el último con espacios de trabajos funcionales y modernos. Además las artes plásticas tuvieron lugar en distintas galerías. Todo esto enmarcado entre espacios de descanso y contemplación ideales como son los patios y galerías del convento. Las palabras de López sobre este aspecto de la exposición fueron: “Me sorprendió ver más diseño y menos yuxtaposición de elementos lindos. Un criterio más profesional en general”. Los espacios fueron pensados, diseñados e implementados por reconocidos arquitectos, diseñadores y profesionales del sector.

Según López Rey “el aporte del lugar -el que se elige como sede cada año- siempre es positivo porque ayuda no solo a recuperar espacios/edificios sino que amplía la cultura general del público. Un aporte a la ciudad, al barrio y a quien la visita”.

ABM Instituto de diseño participó del Pasillo de las Universidades. El concepto del espacio refirió a “formas irregulares, textiles blandos, materiales rígidos y nobles, blancos con tonalidades se encuentran en cada superficie de este espacio intentando fusionar la Espiritualidad y el Diseño, unidos como respuesta a las necesidades del mundo actual”. Participaron del armado Dana Iglesias, Elena Furlani, Laura Suárez y Bárbara Tribolato.

Desde su perspectiva de docente, López Rey consideró que para los estudiantes de las carreras de diseño es una excelente “experiencia de ver trabajos de otros, entender los principios y ejercer el espíritu crítico” y agregó que “está bueno poder enfrentarse a un espacio y  tomar partido, ayuda a conocerse y a formarse”.

Sobre este tema, López Rey sostiene que CASA FOA “es una oportunidad de llevar a la realidad lo que se estudia; el estudiante falsea con su futuro y en su imaginario puede crear cómo es la profesión”. Según su criterio es positivo aprender de otros, conocer materiales nuevos, cómo se implementan, cómo se combinan; en definitiva… cómo trabajar.

Sin dudas, la edición CASA FOA 2018 fue una fuente de estímulos para inspirarse y dar lugar a la creatividad de los aficionados del diseño. Para López Rey cada nueva edición, “es una excelente iniciativa, una gran excusa anual para aprender, recorrer, reencontarnos y disfrutar”.